Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

SEF Translate

El Mar Rojo y el Mar Muerto configuran dos lugares excepcionales para los que disfrutan el verano en remojo

Dos son los puntos conocidos en Jordania por la calidad de sus aguas, el Mar Muerto y Aqaba. El primero es conocido por ser el spa natural más grande del mundo y Aqaba por el impresionante fondo marino que atesora.

La ciudad costera Aqaba es el lugar perfecto para practicar todo tipo de deportes acuáticos: snorkel, windsurf, motos de agua o pesca.  Pero sin duda, Aqaba es ideal para la práctica del submarinismo ya que esta parte del Mar Rojo cuenta con alrededor de 30 lugares donde practicar este deporte. El arrecife nace en el borde del agua  se pierde en un desfiladero a pocos metros de la orilla. Dependiendo de la época del año se pueden encontrar desde tortugas o tiburones ballena hasta coloridos peces exóticos que merodean alrededor del coral.



El jardín japonés es conocido como uno de los lugares más hermosos del Golfo de Aqaba. Se trata del enclave perfecto para aquellos que prefieran el snorkel pues posee una flora y fauna extraordinaria a poca profundidad.

El Mar Muerto se localiza a 417 metros bajo el nivel del mar y se trata del punto más bajo de la tierra. Con diez veces más de sal que el resto de los mares del planeta son innumerables los beneficios de sus aguas saladas. La combinación de esta agua con el lodo de las orillas tiene importantes efectos saludables: mejora la circulación, cura alergias y todo tipo de enfermedades relacionadas con la piel. La evaporación consigue que el aire de esta zona contenga azufre, sodio, potasio, yodo y calcio con propiedades beneficiosas para el aparato respiratorio, así como para la mejora del metabolismo. El toque divertido lo pone la incapacidad de sumergirse en el agua.

contentmap_plugin

Busca en Zoomdestinos

Go to top