El gran atractivo de Tailandia como destino de vacaciones es que resulta muy diferente. Tailandia posee una gran riqueza en arquitectura, cultura, cocina y tradiciones que son todas claramente tailandesas. Sin embargo, paradójicamente, los tailandeses, con ese carisma natural y alegre temperamento que les caracteriza, tienen una fascinante habilidad para hacer que sus visitantes se sientan como en casa.

Ubicada en el corazón del Sudeste de Asia, Tailandia tiene forma de cabeza de elefante. El rostro mira hacia Myanmar (Birmania), las orejas bordean Laos y Camboya y la trompa recorre el espacio entre el Mar de las Andamán y el Golfo de Siam hasta Malasia.

El paisaje natural es rico y variado: comprende desde las brumosas montañas y junglas del Norte, pasando por los ricos arrozales color esmeralda de las planicies centrales, hasta las playas de arena blanca y las islas tropicales que se extiend
en a lo largo del litoral Este y por todo el Sur.

Tailandia ofrece numerosas oportunidades para la práctica de actividades deportivas, entre las que se incluye el golf, que se puede practicar en campos de campeonato repartidos por toda la nación, así como los principales deportes acuáticos en las populares estaciones balnearias. Entre las actividades de "aventura suave", se incluye el piragüismo en el mar, el buceo, el rafting en aguas blancas y las excursiones a lomos de elefante en diversas regiones. Los más de 60 parques naturales ofrecen a los amantes de la naturaleza una amplia variedad en ornitología, instalaciones de camping y excursiones en las que podrán apreciar la fauna y flora local.

Temperaturas medias en tomo a los 26 grados centígrados hacen que el clima sea cálido y soleado durante todo el año aunque el clima en las montañas del norte puede ser algo más frío en diciembre y enero.

BANGKOK : UNA CASA DEL TESORO JUNO AL “RIO DE LOS REYES”

La capital de Tailandia está situada a orillas del Chao Praya, el poderoso "Río de los Reyes". A primera vista, la capital nos ofrece un aspecto de moderna y bulliciosa metrópoli, pero si miramos de cerca, encontraremos una mágica ciudad oriental escondida entre los rascacielos y los centros comerciales.

Una de las formas más placenteras de descubrir muchas de las riquezas de la ciudad es realizando un crucero por el río. El recorrido nos lleva por el Gran Palacio y el contiguo templo del Buda Esmeralda hasta el Templo de la Aurora, cuyas agujas están decoradas con millones de fragmentos multicolores de porcelana, llegando luego a los gigantescos Barcos Reales, con sus exquisitas tallas de figuras míticas.

Por el camino pasaremos delante de viejas barcazas de arroz que se dirigen despacio hacia el puerto así como de coloridos barcos "de cola larga", que disparan plumas de agua al aire mientras llevan rápidamente a los pasajeros de una orilla a la otra. Al final del recorrido, seguiremos las huellas de Joseph Conrad y Somerset Maugham disfrutando del sabor de diferentes cócteles en la terraza del legendario Oriental Hotel mientras el sol se pone sobre el río.

También merece la pena visitar los museos. Las casas del palacio Aphlsek Dusit, ejemplos de los exquisitos trabajos artesanos de los proyectos Vocacionales reales y el cercano Museo de la Mansión Vmamnek, realizado por entero con una teja dorada poco común, son un tesoro de la misma magnitud que las obras de arte que residen en el interior. Luego está el Museo Nacional, uno de los más grandes del sudeste asiático, y la casa tailandesa de Jim Thompson, erigida por el hombre que recuperó la industria de seda tailandesa, que aloja una impresionante colección de antigüedades regionales.

Si quiere contemplar el deporte local, pruebe el Lumpini o el estadio Ratchadamnoen y disfrutará de una tarde de boxeo espectacular , al estilo thailandés.

A unos setenta kilómetros al norte de Bangkok se encuentra situada la antigua capital, Ayutthaya. Desde 1350 hasta 1767, fue la ciudad más bella del Oriente y las ruinas perfectamente conservadas de los templos y de los palacios permanecen como herencia y testigo de su anterior gloria.

No muy lejos, encontramos el antiguo palacio de verano de Bang Pa-In donde los pabellones reales son una mezcla fascinante de estilos arquitectónicos: Italiano, Victoriano, Chino y, naturalmente, Thailandés. A otros 20 kilómetros está el Centro Bangsai de Arte y Artesanía Folklórica, bajo el patrocinio de su Majestad La Reina.

Un viaje de un día hacia el oeste nos llevará al conocido "Puente Sobre el Río Kwai" y a las montañas y ríos de la pintoresca provincia de Kanchanaburi. El rafting es el pasatiempo favorito en esta región y un tranquilo viaje río abajo nos brinda la oportunidad de ver la exótica fauna y flora.



PATTAYA: LA JOYA DE LA COSTA ESTE TAILANDESA.

Si quiere un cambio total en el ritmo de su visita, adéntrese en la cultura de sol y diversión de Pattaya. A tan sólo dos horas en coche, al sudeste de Bangkok, esta ciudad veraniega es una joya para toda la familia. Aquí encontrará todos los deportes acuáticos conocidos y además podrá practicar la equitación, carreras en mini-karts, tenis, ... Los jugadores de golf disponen de 7 campos internacionales diseñados por estrellas de la talla de Nick Faldo y Jack Nicklaus. Y para los niños, toda una serie de instalaciones como parques acuáticos, una maqueta de una aldea y un zoo abierto.

Combinado con las atracciones de la ciudad galerías comerciales, restaurantes, diversión y alojamiento de calidad -Pattaya se convierte en un destino de vacaciones perfecto y completo.

Lejos de la costa, las aguas claras de la cercana isla de Lan son muy populares entre los buceadores; mientras que las playas arenosas de la isla de Samet, a una hora en coche hacia el este, son el sitio ideal para aquellos que simplemente desean disfrutar de "dolce farniente".

Más abajo en la misma costa, las provincias de Rayong y Trat también son muy conocidas por sus largas playas vacías, sus tranquilas islas y parques nacionales.

Directamente al otro lado del Golfo de Siam se encuentran las estaciones balnearias de Hua Him y Cha-am. Ambas cuentan con excelentes campos de golf y el cercano Parque Nacional de Kaeng Krachan ofrece con su jungla una alternativa a los tranquilos días en la playa.

PHUKET Y SAMUI: LAS ISLAS DEL TESORO SUR.
Dos lujosas islas tropicales, Samui en el Golfo de Siam, y Phuket, en el Mar de las Andamán, ofrecen todos los ingredientes para tener unas vacaciones memorables. Phuket es la más desarrollada de las dos. Ambas disponen de alojamiento

made with love from Joomla.it
Go to top