Lidl, la cadena de supermercados low-cost de Alemania, se ha puesto manos a la obra y ya vende viajes en Alemania, Suiza y Austria y acaba de anunciar su salida al mercado francés.

Son precios de ganga, pero operará online. Para ello, no sólo crea una forma operativa muy original y sencilla, sino que también ha puesto en marcha su propio touroperador, aunque no sólo vende viajes propios.

Para saber cómo es el servicio, basta entrar en la página web de esa cadena en Suiza, que francamente no ha hecho mucho ruido con su nuevo producto. Pero en Francia la noticia se ha ventilado ampliamente. España no debe de estar lejos en la lista de objetivos, porque normalmente Lidl extiende su mismo modelo de productos a todo el ámbito donde opera.

Go to top