Las cambiará por terrestres digitales para compras y consultas y por un 900 para incidencias

El comité de dirección de Renfe ha acordado la supresión de todas sus líneas 902 a partir de julio. La compañía ferroviaria las sustituirá por líneas terrestres digitales para compras de billetes y consultas de horarios. Además, pondrá a disposición de sus clientes una línea 900 para incidencias y reclamaciones.

Lanzará una campaña informativa a través de los distintos canales

La puesta en marcha de estas nuevas líneas se acompasará a la efectiva asunción directa por parte de Renfe del canal de venta. En el mismo momento que tenga dispuesto el nuevo servicio, la compañía lanzará una campaña informativa a través de distintos canales para trasladar a la opinión pública, a los clientes y a toda la ciudadanía los nuevos números de teléfonos de información y atención a clientes.

 

Go to top