El 3 y 4 de junio, la localidad de la Costa Brava acoge la 2ª edición de su espectacular festival Drons N’Roses, que protagoniza la fotografía aérea

En Roses, el espectáculo está en la tierra, por su patrimonio cultural; en el mar, por sus playas y deportes náuticos… y también en el cielo. A los saltos en paracaídas y vuelos en globo o en avioneta se suman este fin de semana los drones. Esos pequeños aparatos voladores con control remoto serán los protagonistas de un festival que incluye un concurso de fotografía aérea y la visualización de las más sorprendentes imágenes tomadas por estas cámaras. 

Hace  un  año,  como  bienvenida  al  verano,  Roses alumbró  un  festival  cuyo  nombre  coqueteaba fonéticamente con el de la famosa banda estadounidense de  hard  rock  liderada  por  Axl  Rose.  Y  el  musical Guns N’Roses se transformó en Drons N’Roses, una ingeniosa  manera  de  vincular  los  drones  con esta localidad de la Costa Brava con nombre de flor.

Así, tras despedir el mes de mayo con su Feria de la  Rosa  (días  27  y  28),  recibe  a  junio  con  un  gran espectáculo aéreo: el de los drones, esos diminutos aparatos voladores, tan de moda, que se controlan de forma remota desde tierra. El éxito alcanzado en  la  primera  edición,  de  2016,  ha  derivado  en  su continuidad con la segunda.

El  próximo  fin  de  semana,  estas  cámaras  aéreas serán  las  grandes  protagonistas  del  festival  Drons N’Roses. Habrá exhibiciones de maniobras imposibles de drones de carreras, circuitos, conferencias y charlas sobre agricultura de precisión y arqueología 3D. Además, diversas personalidades de esta curiosa disciplina y de los audiovisuales contarán sus técnicas y puntos de vista sobre un mundo cada vez más conocido por el público en general. 

Pero sobre todo, el festival acogerá un concurso fotográfico en cuatro categorías , que se repartirán 3.500 euros en premios. La categoría Creativa, la mejor dotada, rinde homenaje al prestigioso fotógrafo rosense Jordi Velasco, fallecido en 2012. Un artista que, con su obra gráfica, contribuyó a posicionar el destino como lugar de referencia en cualquier guía de la zona. El premio para el ganador será de 1.000 euros más trofeo.

Las otras  tres  categorías son: Patrimonio  Natural,  Costero  y  Paisaje, dotada con 600 y 250 euros más trofeos para los dos mejores trabajos; Patrimonio Histórico, con idénticos premios; y Busca el Objetivo, con uno único de 600 euros más trofeo. Las inscripciones pueden realizarse en la propia web de la empresa organizadora.

 

 

El sábado 3 dará comienzo el festival, a las 09.00 horas, con la recepción de los concursantes y acompañantes en la Ciudadela, fortaleza militar y  museo  arqueológico  que  acoge  25  siglos  de historia de Roses. A partir de las 10.30 horas, los participantes podrán empezar a desplazarse por las zonas delimitadas para captar sus imágenes. 

A  las  11.00  horas  tendrá  lugar  una  salida organizada  con  demostraciones  sobre  el terreno de  control  de  viñas  con  dron, a cargo de la empresa Drone by Drone. Y hora y media más tarde,  se  procederá  a  la  explicación  y  análisis  de los resultados de esta experiencia. Por la tarde, a las 16.00 horas, se desarrollará una conferencia sobre arqueología y patrimonio virtual a cargo de Virtua Nostrum.

El domingo 4 de junio, de 08.00 a 10.00 horas, nueva oportunidad para tomar imágenes con dron. Y a las 11.00, inicio del espectacular Gran Premio de drones, con 32 pilotos. El festival concluirá a las 15.30 con la entrega de premios.

Más allá de los concursos y las peripecias aéreas de los drones, el festival es una excelente excusa para pasar un fin de semana en esta bella localidad del Alt Empordà, en plena Costa Brava, y degustar una sabrosa gastronomía donde reinan el pescado fresco, el marisco y el suquet de peix, su plato estrella, regado con los vinos de la D.O. Empordà. También para relajadas caminatas por el Paseo Marítimo de su majestuosa bahía; dar los primeros chapuzones en playas como Canyelles Petites o La Almadrava y calas como Joncols o Murtra; o descubrir un rico patrimonio cultural en el que la Ciudadela y el Castillo de la Trinitat son sus dos principales joyas.

made with love from Joomla.it
Go to top