Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

SEF Translate

La Generalidad de Cataluña ha presentado este mediodía la temporada de Fallas y los Caminos de Fuego de la Alta Ribagorça que se celebrarán entre el 17 de junio y el 22 de julio por segundo año como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

La comarca de la Alta Ribagorça prevé una ocupación turística que oscilará entre el 90% y el pleno empleo durante los fines de semana de celebración de la fiesta de las Fallas, que se iniciarán el 17 de junio en Durro y finalizarán 22 de julio en Llesp, según ha explicado el presidente del Consejo Comarcal, José Luis Farrero, en el transcurso de la presentación de la nueva temporada de Fallas 2017 que ha tenido lugar este mediodía en el Palau Robert de la Generalidad de Cataluña en Barcelona. La fiesta de las Fallas ha sido desde tiempos remotos una tradición profundamente arraigada en los pueblos de la Alta Ribagorça, la comarca que dispone de más pueblos fallaires de Cataluña, que este año las celebran por segunda vez con el reconocimiento de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

La presentación de la temporada de Fallas 2017 ha sido presidida por el consejero de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, y ha contado con la participación del presidente del Consejo Comarcal de la Alta Ribagorça, Josep Lluís Farrero; el vicepresidente del Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida, Gerard Sabarich, y el director de la Agencia Catalana de Turismo, Xavier Espasa. El acto ha tenido lugar este mediodía en la sala Cotxeres del Palau Robert de Barcelona.

El consejero de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, explicó que "la Alta Ribagorça dispone de un patrimonio material e inmaterial que no sólo debe ser un orgullo para nosotros sino que también tenemos que invitar a los propios catalanes a descubrirlo el visitante el territorio ". Del mismo modo, ha puesto en valor las Fallas como una tradición cultural y un activo turístico que contribuye a enriquecer el resto de sectores de la comarca.

El vicepresidente del Patronato de Turismo, Gerard Sabarich, destacó que la fiesta de las Fallas se ha convertido en un importante atractivo turístico del territorio pirenaico. En este sentido afirmó que la declaración de la fiesta de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO ha acentuado aún más el interés del público para disfrutar de un ritual colectivo de raíces milenarias que llega a su punto álgido la noche de San Juan, cuando muchos pueblos de los Pirineos celebran la fiesta de las Fallas o la quemadura del Taro y del Haro que se hace en el Valle de Aran. Sabarich también ha hecho referencia a la promoción que desde el Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida se hace de la fiesta de las Fallas del Pirineo, así como a la colaboración que la institución mantiene por medio del Instituto de Estudios Ilerdencs con la nueva cátedra de la Universidad de Lleida de Educación y patrimonio inmaterial de los Pirineos, inspirada en "Las fiestas del fuego del solsticio de verano en los Pirineos: fallas, Haro y blandones" y destinada a conservar y divulgar el patrimonio inmaterial.

El 1 de diciembre de 2015 la UNESCO declaró las Fallas del Solsticio de Verano del Pirineo como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Las fallas leridanas incluidas en la lista son las que se celebran en Boí, Taüll, Erill la Vall, Barruera, Durro, el Pont de Suert, Llesp, Casós, Vilaller y Senet, en la Alta Ribagorça; Arties y Les, en el Valle de Arán; Isil y Alins, en el Pallars Sobirà, y la Pobla de Segur, en el Pallars Jussà. Esta distinción beneficia 63 pueblos de España y Francia, de los que una cuarta parte, 15 en total, pertenecen a las comarcas de Lleida, entre ellos los 10 de la Alta Ribagorça.

Calendario de Fallas

El presidente del Consejo Comarcal de la Alta Ribagorça, Josep Lluís Farrero, explicó el calendario de las Fallas 2017 en la comarca y ha dado a conocer como novedad la señalización de los itinerarios "Caminos de Fuego".

Farrero ha manifestado que "a pesar de la internacionalización de la fiesta de las Fallas en ser declarada Patrimonio de la Humanidad, no moriremos de éxito. La fiesta de las Fallas en la Alta Ribagorça tiene la ventaja de que se regula por sí misma al ser gestionada por la misma gente del pueblo. la comarca se prepara para acoger la presencia de una afluencia alta de visitantes con la habilitación de zonas de aparcamiento para todos los núcleos. Hemos escogido hacer la presentación este año en Barcelona para poder acercar la fiesta al público barcelonés, que desde hace años es el primero en número de visitantes a nuestro territorio ".

La temporada de Fallas en la Alta Ribagorça se iniciará este fin de semana, el sábado 17 de junio, en Durro. La fiesta del fuego continuará con la bajada de fallas en Boí, Casós, el Pont de Suert y Vilaller (a los cuatro lugares, la víspera de San Juan el 23 de junio); Senet (día 24); Barruera (1 de julio); Erill la Vall (7 de julio); Taüll (14 de julio), y Llesp (22 de julio).

Para facilitar la visita a los turistas, el Patronato Comarcal de Turismo de la Alta Ribagorça ha editado el tríptico "Fallas en la Alta Ribagorça 2017". En todos los casos los jóvenes fallaires encienden las fallas -Tronco resinosos de unos dos metros de longitud- en un lugar elevado de la montaña visible desde el pueblo y, de las 22.30 a las 23 h, empiezan a correr o bajar las fallas, guiados por el mozo mayor o capataz, hasta que llegan a la plaza de la villa, donde son recibidos con música y el toque de las campanas. Con las fallas medio consumidas se hace una gran hoguera y se bailan danzas tradicionales. La bajada de las fallas infantiles será alrededor de las 22 h. "Caminos de Fuego" Como novedad para este año, Farrero explicó que el Consejo Comarcal de la Alta Ribagorça ha señalizado los "Caminos de Fuego". Se trata de 10 itinerarios que van desde los pueblos de Barruera, Boí, Casós, Durro, Erill la Vall, el Pont de Suert, Llesp, Senet, Taüll y Vilaller hasta los faros más espectaculares de la comarca, desde donde se encienden las fallas y por donde bajan. Todos los recorridos están señalizados con paneles informativos sobre la bajada de fallas de cada pueblo, con sus particularidades y un gráfico del itinerario hasta llegar al faro, con el objetivo de que los puedan utilizar los turistas practicando el senderismo en cualquier época del año. "Caminos de Fuego" quiere seguir los pasos de los antepasados ​​de la comarca y ofrecer a los visitantes la posibilidad de retroceder en el tiempo, disfrutar de la naturaleza y preservar la tradición. Los "Caminos de Fuego" se pueden hacer durante todo el año y son adecuados para cualquier tipo de públic.Enguany, todos los visitantes y participantes en las diferentes bajadas de fallas podrán disfrutar también de estos 10 recorridos hasta el faro, por que puedan conocer mejor la fiesta de las Fallas en la comarca, según explicó Josep Lluís Farrero.

Go to top