Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

SEF Translate

 

El domingo 12 de febrero, la capital de la comarca catalana del Alt Penedés homenajea a uno de sus platos estrella: una ensalada y su singular salsa

La Capital del Vino catalana está de celebración: la ‘Fiesta del Xató’.  Una salsa autóctona con la que adereza una ensalada compuesta de escarola, anchoas, atún, balacao y aceitunas. Este entrante, muy vinculado al vino de la D.O. Penedès, es propio de estas fechas y hermana a las tres comarcas que le dieron origen: Alt y Baix Penedès y Garraf. 

El domingo 12 de febrero, desde las 11.00 hasta las 14.30 horas, en Vilafranca del Penedès habrá desgustaciones de las cinco variedades comarcales, un taller infantil, un mercado de artesanos y un concurso de tapas para premiar la creatividad de esta salsa. 

La  D.O.  Penedès,  de  la  que  Vilafranca del  Penedès  forma  parte,  tiene  mucho  que ver  con  la  gestación  del xató.  Y  es  que, históricamente, su origen está enraizado con el  vino,    pues  antes  de  hacer  la  tradicional cata  del  llamado ‘vino  nuevo’,  se  procedía  a aixetonar la bota. Una ceremonia que consistía en  poner  una  pequeña aixeta  (grifo)  para que  el  vino  fluyera  de  la  misma.  El  ritual  se completaba con una comida, que hermanó a los campesinos del Alt y Baix Penedès con sus vecinos pescadores del Garraf. 

De esta confraternización surgió una ensalada invernal a base de los productos de ambos: escarola, anchoas, atún, bacalao esqueixat (desmigado) y aceitunas. Y para aliñarla, surgió el xató

. Una salsa singular a base de almendras y avellanas tostadas, miga de pan, ajo, ñora, vinagre, sal y aceite de oliva, todo ello bien picado y mezclado en un mortero.

Así nacieron las xatonadas, encuentros populares lúdico-culinarios que, poco a poco, dieron lugar a una ruta gastronómica –la Ruta del Xató (www.rutadelxato.com)– que unió a cinco localidades de las tres comarcas: Vilafranca del Penedès, El Vendrell, Calafell Vilanova i la Geltrú y Sitges. Cada una con sus particulares variantes en la interpretación del xató, en una sana competencia por cautivar el paladar del visitante, ávido de degustar nuevas propuestas culinarias. 

El xató de Vilafranca  del  Penedès,  en  concreto,  le  da  un  toque  especial  a  la  suya  añadiendo  a  los ingredientes base, galletas maría y pimentón rojo dulce. Un detalle importante: recomiendan prepararlo el día antes y guardarlo en la nevera para enfriarlo. La salsa se añade en el momento de servir.

La Fiesta del Xató que celebra Vilafranca del Penedès tendrá lugar el domingo 12 de febrero. 

Desde las 11.00 hasta las 14.30 horas, la Rambla de Sant Francesc se convertirá en el epicentro de la celebración. Allí se podrá participar de una degustación propia de las cinco localidades que integran la antes citada Ruta del Xató. Además, también habrá un mercado tradicional de artesanía, antigüedades y pintura. 

Los  más  pequeños  podrán  participar  en  un taller infantil para aprender a preparar el xató, a las 11.00 horas. Y como guinda, a las 12.30 h., el  2º  Concurso  Xató Tapa,  para  todos  aquellos que les guste cocinar y se atrevan a hacer una tapa creativa del xató, inspirada en la receta de la salsa de Vilafranca del Penedès.

Tras la fiesta, puede complementarse esta diada gastronómica  en  cualquiera  de  los  restaurantes de Vilafranca del Penedès adheridos a la Ruta del Xatò, donde saborear tranquilamente un menú con este delicioso entrante, regado con los vinos de la D.O. Penedès.

Terminado el almuerzo, un relajado paseo por el casco antiguo de Vilafranca del Penedès siguiendo su Ruta Medieval nos permitirá admirar edificios como  la  Basílica  de  Santa  María,  el  Palacio Baltá, el Macià o Vinseum (Museo de las Culturas del Vino de Catalunya); o la Ruta Modernista, en la que podemos ver la vistosidad de la decoración de los edificios que transformaron la ciudad a finales del siglo XIX o fachadas como la del Ayuntamiento, la Casa Miró, la Casa Guardinet, la Casa Berger Balaguer, la Casa de la Festa Major o la escultura de Josep Llimona, en la cripta de Santa María.

Go to top