Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

SEF Translate

 

La demarcación de Lleida dispone de cuatro paradores de turismo, después de que el próximo 10 de agosto se abre al público el establecimiento de la ciudad de Lleida, que se añade a los que ya hay en Arties y Vielha (Val d Aran) y la Seu d'Urgell (el Alt Urgell).

El Parador de Turismo de Lleida está integrado en la red estatal de 96 Paradores, ocho de los cuales se encuentran en Cataluña (cuatro en las comarcas de Lleida). El nuevo hotel de lujo, de cuatro estrellas, está situado en el antiguo convento del Roser -del siglo XVII, que ha sido rehabilitat-, en pleno centro histórico de Lleida, a un paso del Eje Comercial y muy cerca del conjunto monumental del Cerro de la Seu Vella. Con este nuevo establecimiento turístico la ciudad de Lleida verá reforzada su imagen como destino turístico.

El nuevo hotel está formado por dos edificaciones: la iglesia, convertida en el restaurante principal, y el complejo residencial, organizado alrededor del claustro central de planta cuadrada y con una altura de tres pisos con galerías que dan acceso a las 53 habitaciones dobles (una de ellas adaptada, una suite y dos de familiares).

En el patio, espacio principal del recinto o gran hall, se sitúan la recepción, la cafetería y las salas de reuniones. En la planta baja se localizan las dependencias de servicios generales (instalaciones, almacenes, vestuarios, administración, cocina, etc.). El establecimiento turístico también dispone de spa y parking.

El parador ocupa un solar de 2.404,35 m2 y dispone de una superficie útil de 6.044,47 m2. La rehabilitación del edificio ha permitido crear una nueva entrada principal por la fachada opuesta a la actual de la calle Caballeros, desde la plaza de San Antonio María Claret y la calle Juglar Segalà, para facilitar la llegada con vehículo.

La puesta en servicio del paradero supone el empleo de 28 personas. Turespaña ha invertido cerca de 15 millones de euros en la conversión del edificio del antiguo convento del Roser en paradero. Por otra parte, Paradores ha hecho cargo de los trabajos complementarios como los suministros y las instalaciones de equipamiento, la decoración y las dotaciones para convertirlo a uso hotelero, con una inversión de 1,69 millones de euros.

Con el proyecto del nuevo Parador del Roser, se han recuperado y rehabilitado los elementos de interés arquitectónico, histórico y de espacio para reforzar la puesta en valor del edificio, que está protegido y declarado Bien Cultural de Interés Local.

contentmap_plugin
Go to top