El establecimiento, símbolo de exclusividad y buen gusto, celebra su reinauguración 90 años después de su apertura inicial consolidado ya como referente de la ciudad de Málaga

Diez meses después de su apertura parcial y con el establecimiento a pleno rendimiento, el Gran Hotel Miramar 5* ha celebrado su reinauguración oficial. Con una cuidada rehabilitación de su estructura, a cargo del Estudio Seguí de arquitectura, así como una exquisita decoración realizada por la diseñadora de interiores Aneta Mijatovic, el Hotel se mostró ante más de 1.400 invitados en un evento en el que ha celebrado su historia, que se remonta 90 años atrás, pero también su futuro, con la vista puesta en su consolidación como referente de primer nivel en calidad y satisfacción en la vida política, económica, social y turística de Málaga.

90 años después de su inauguración a cargo de Alfonso XIII en 1926 como Hotel Príncipe de Asturias, y 50 años tras su clausura en 1967, el Gran Hotel Miramar de Málaga ha celebrado su reinauguración oficial. Ante más de 1.400 invitados, entre los que se contaban personalidades de los ámbitos de la cultura, la política o la sociedad malagueña y andaluza, el establecimiento abrió sus puertas para brillar en todo su esplendor en una noche única.

Plagado de detalles como una exposición de vehículos clásicos, actuaciones, espectáculos y una cuidada ambientación, además de diferentes estaciones de comida y bebida donde degustar muestras de la gastronomía de la casa, el Hotel recibió a sus huéspedes haciendo gala de su historia. Entre sus usos han estado, además del de hotel, el de Hospital de Sangre durante la Guerra Civil y sede del Palacio de la Justicia de Málaga hasta su adquisición en 2008 por parte de Hoteles Santos.

En palabras del Presidente de Hoteles Santos, José Luis Santos, la importancia de esta apertura pasa por “devolver este emblemático lugar a la ciudad de Málaga y a los malagueños, que esperamos lo sientan como suyo”. Además, añade, “el Gran Hotel Miramar es ya un referente de primer nivel en calidad y satisfacción tanto para visitantes nacionales como internacionales, y ha logrado revitalizar todo el entorno y elevar la categoría de la planta hotelera de Málaga”.

Incluido en la prestigiosa colección de hoteles de lujo The Leading Hotels of the World, el Hotel cuenta con 190 habitaciones y 30.000 metros cuadrados de superficie, entre ellos 10.000 metros cuadrados de zonas ajardinadas con árboles centenarios. Su exquisita renovación y decoración, que ha corrido a cargo del Estudio Seguí y Aneta Mijatovic respectivamente, ha protegido la obra original de Fernando Guerrero Strachan.

Entre los últimos espacios inaugurados destaca su terraza chillout Media Luna, en la séptima planta, un lugar convertido ya en exquisito punto de encuentro donde degustar un combinado mientras se disfruta de las vistas espectaculares sobre la bahía de Málaga. Por su parte, y bajo el nombre de Botanic Garden Spa by ®Sisley, se abre a los clientes un exclusivo circuito termal -con servicios como piscina dinámica con diferentes chorros, sauna, baño turco, fuente de hielo o tumbonas calientes- y seis cabinas en las que recibir tratamientos faciales y corporales, masajes o rituales orientales personalizados, todo ello con productos de alta cosmética.

En el apartado gastronómico, el Hotel cuenta con un total de cinco restaurantes. Entre ellos, el Restaurante Príncipe de Asturias, comandado por el chef Diego Nicás, sobresale por su apuesta por la gastronomía del más alto nivel, en diferentes ambientes y espacios, como su terraza con vistas al mar y al paseo marítimo.

La diversidad de habitaciones y suites merece un capítulo aparte; desde las estancias de estilo mudéjar -todas diferentes entre sí-, con arcos, celosías y preciosas lámparas arabescas, a las mediterráneas, en tonos claros y con decoración de inspiración marinera, pasando por las botánicas con jardín privado y las clásicas, que recogen la elegancia de los espacios más nobles del hotel a través de molduras, cornisas, frisos y medallones.

Además, el hotel cuenta con exclusivas suites, entre ellas ‘la del arquitecto’, con una yuxtaposición de estilos en cuanto a lo que fue el Hotel Miramar del siglo XX y lo que es en el siglo XXI; ‘la circular’, espectacular por sus proporciones y originalidad y con una sensacional terraza con vistas a Gibralfaro; o ‘la suite de los toreros’, como homenaje a los grandes acontecimientos taurinos vividos en La Malagueta, y que se engalana con colores albero, vino, fucsia, aplicaciones de pasamanería, cordones trenzados, borlones o bordados en oro y que desprende arte y sabor a fiesta española por cada rincón.

Piscina exterior, gimnasio dotado con la más sofisticada aparatología, parking privado, zona de guardería y los más exclusivos servicios que se puedan demandar son otros de los atractivos del Gran Hotel Miramar, por cuyas exquisitas instalaciones pasearon años atrás figuras como Elizabeth Taylor, Ava Gardner, Orson Welles, Jean Cocteau, Anthony Quinn o Ernest Hemingway.

Escogido para la organización de todo tipo de foros y convenciones institucionales y empresariales, entre ellas el Foro España Japón recientemente celebrado, pero también eventos sociales y familiares, el Gran Hotel Miramar, primer establecimiento de la Cadena Hoteles Santos en Málaga, ha superado con creces todas las expectativas generadas.

Go to top