Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

La palabra skyrunning hace soñar: correr por el cielo…

Sin embargo, la realidad es mucho más dura: hablamos de un deporte de montaña, extremo, que transita por alturas superiores a los 2.000 metros y salva desniveles de más del 30%. Una especialidad enormemente exigente, al alcance de muy pocos. 

Emelie Forsberg pertenece a ese grupo selecto y esforzado. Y en este libro autobiográfico nos ofrece tanto una guía deportiva como un manual de desarrollo personal: el testimonio de una mujer que, escribiendo, pregona su amor por la naturaleza y la felicidad que le brinda la montaña y comparte los secretos (yoga,cocina…) mediante los que consigue alcanzar el estado físico y mental adecuado. 

Correr y vivir es un hermoso libro sublimado por las imágenes, íntimas y poéticas, de alguien que comparte esa pasión y con quien comparte la vida: la leyenda de la montaña Kilian Jornet. 

«Correr y vivir es visual y poéticamente impresionante. Una lectura obligada para los skyrunners y para todos aquellos que buscan asombrarse e inspirarse, como yo.» Dean Karnazes, autor bestseller de la lista del New York Times con Ultramaratón.  Correr es lo máximo

De una forma u otra, correr siempre ha formado parte de mi vida. Desde pequeña, correr siempre ha estado presente; a veces más y a veces menos, pero siempre. Como un amigo de toda la vida. Iba corriendo a casa de mis amigos, de un edificio de la escuela otro y al practicar deportes de pelota y la escalada. En el 2008 la amistad se convirtió en algo más grande; poco a poco pasó a ocupar el centro de mi vida y todo giraba alrededor de eso. Como los planetas y el Sol. Todos los planetas con sus características, como los diferentes aspectos de la vida. 

Todos tienen su importancia, pero todos giran alrededor del Sol. Correr era lo más importante.

Quería saber todo lo relacionado con correr, comprender cómo mi cuerpo reaccionaba ante el hecho de correr distancias cortas, largas, rápido o despacio. Quería entender el movimiento en sí, y cómo se producían las lesiones para intentar evitarlas. Corría y aprendía cada día más sobre ello, me entusiasmaba. Solo quería volver a correr al día siguiente. 

Me suscribí a revistas para corredores y lo devoraba todo. Pronto los ejercicios básicos y los consejos resultaron insuficientes. Comencé a buscar información en internet y a leer sobre la anatomía del cuerpo humano para comprender cómo funciona esto tan increíble que es correr. No solo me interesaba el entrenamiento y el plan de trabajo. Tenía curiosidad por el cuerpo humano y su capacidad para correr, saber hasta qué punto del infinito me podía llevar…

Siempre me ha gustado compartir las cosas que me apasionan, las cosas que ensalzan mi existencia, las cosas que importan. Comencé mi blog en el 2010, sobre todo por mi propio bien. Compartía bonitas excursiones por las montañas, pero también momentos cotidianos de alegría. Al año siguiente, mi blog encontró un nuevo hogar en Runners World, donde me convertí en columnista habitual. A partir de ahí he seguido posteando sobre cosas importantes (y no tanto) en redes sociales. No sigo ningún plan, ni me motiva cuántos lectores tengo; solo continúo con el mismo espíritu. Porque me gusta. Cuando me propusieron si quería escribir un libro, dudé. ¿Quién soy yo para escribir un libro? ¿Y sobre qué iba a escribir? Tenía claro que no quería escribir sobre cada paso que he dado en mi vida. Pero cuando comencé a pensar sobre ello, aparecieron otras cosas que quería contar, que requerían más espacio y que deseaba plasmar en papel, ya que creía que merecían sobrevivir a la volatilidad del mundo digital. Perfectas para incluir en un libro. Quería que el libro tratara sobre la vida y, como correr es una parte tan importante de mi vida, al final se ha convertido en un libro sobre la vida, pero desde la perspectiva del running: lo que significa correr para mí, hasta dónde me ha llevado, lo que me ha dado y lo que sigue brindándome cada día. Es una declaración de amor al running; y, puesto que correr es mi vida, también es una declaración de amor a la vida.  Hasta ahora he corrido miles de kilómetros. No puedo compartir cada paso, pero sí algunos de los pasos que de diferentes maneras (en distintos lugares y momentos) han significado algo para mí. Así como los pensamientos que hay detrás de esos pasos. Espero que te adentres en la lectura y que te proporcione tanto las ganas de entrenar como las herramientas para convertirte en un corredor mejor. Pero, sobre todo, inspiración para nutrir y alimentar el amor por la vida y por correr.

Busca en Infoaventura

Infoaventura en Instagram

Go to top